Videojuegos

Assassin’s Creed Valhalla: La Ira de los Druidas

La Ira de los Druidas

Con el lanzamiento de La Ira de los Druidas, surge la oportunidad ideal para volver al mundo de Assassin’s Creed Valhalla. Este es el primer paquete de expansión importante lanzado por Ubisoft para su juego de mundo abierto. Tiene un costo de 24.00 dólares y, por supuesto, está incluido en las ediciones especiales del juego, y también forma parte del Pase de temporada.

¿La Ira de los Druidas está desconectado del juego principal?

Assassin's Creed Valhalla: La Ira de los Druidas
Assassin’s Creed Valhalla:

Sin embargo, el término “retorno” no es del todo apropiado para La Ira de los Druidas, ya que este paquete de expansión no se juega en el mismo mapa que el juego principal. En cambio, su aventura se extiende esta vez a Irlanda.

Nuestra primera queja, por supuesto, es que esta transición es algo abrupta y sin una conexión especial con la trama principal del juego. Lo que sucede específicamente es que un comerciante llega a Ravensthorpe y nos informa que el Rey de Dublín tiene un mensaje para nosotros. Es aquí cuando partimos hacia Irlanda.

Solo podríamos destacar a Ciara

De los nuevos personajes que presentó la expansión de La Ira de los Druidas, personalmente solo podríamos destacar a Ciara, alrededor de la cual hay algunas revelaciones interesantes, mientras que también tiene una buena evolución como personaje. En general, la historia contada por la expansión de Assassin’s Creed Valhalla, aunque tiene sus variaciones, se mueve a niveles satisfactorios y logra mantener el interés, sobre todo cuando comienza a ganar fluidez después de las primeras misiones. Pero tampoco es algo impactante que no debas perderte por nada del mundo o que tendrá un gran impacto emocional, ya que solo termina siendo una historia sencilla.

Por otro lado, la sobrecarga habitual que hace Ubisoft en sus juegos puede resultar un freno a la narrativa. Por ejemplo, similar a la Orden de los Ancestros del juego principal de Assassin’s Creed Valhalla, aquí está la Caza de los Hijos de Danu. Sin embargo, en este caso, los objetivos que requieren que encuentres los ‘objetos’ necesarios en cada rincón del mapa de Irlanda es obligatoria y no complementaria a la experiencia. Resulta, entonces, como un freno pronunciado que interrumpe el flujo de la historia. 

Nuevas incorporaciones a Assassin’s Creed Valhalla

Además de las nuevas habilidades, nuevas armas y elementos que uno esperaría de cualquier DLC, también hay nuevas incorporaciones como los raids (saqueos) fluviales, y demandas reales. Respecto a los primeros, estos se refieren a una extensión de los raids. Es decir; el raid no se completa solo una vez que se han recolectado los tesoros de un área, sino que puede continuar como una campaña más grande.

Más concretamente, la dificultad se intensifica después de cada pequeño pueblo o monasterio que saqueamos, ya que los incendios que dejamos atrás avisan a los alrededores. Junto con la dificultad, las recompensas aumentan, creando así una dinámica interesante que le da un nuevo respiro a la mecánica de los raids, que ciertamente había comenzado a repetirse hacia el final de Assassin’s Creed Valhalla.

Pasando a las demandas reales, muy brevemente, estas son misiones secundarias que tienen modificadores especiales que cambian el flujo del juego con condiciones como el sigilo absoluto o evitar asesinatos innecesarios más allá de los objetivos principales.

La Ira de los Druidas sin proponer ideas nuevas

Assassin's Creed Valhalla: La Ira de los Druidas
Assassin’s Creed Valhalla: La Ira de los Druidas

En general, estas nuevas incorporaciones no cambian radicalmente la estructura del juego. Estamos tratando con la fórmula de Origins, que conocemos de pies a cabeza. La Ira de los Druidas no propone ideas nuevas, sino un poco más de lo que estamos acostumbrados a amar (¿u odiar?) de los últimos capítulos de la serie.

En el área técnica, como era de esperar, las cosas no son muy diferentes a Assassin’s Creed Valhalla. Básicamente es la misma experiencia que tiene sus altibajos visuales, pero ahora corre a 60FPS sin problemas en la Xbox Series X. 

Por otro lado, las visuales son realmente increíbles y te hacen sumergirte en los bellos paisajes de Irlanda. Tan cliché y aburrido como suene, Ubisoft sabe cómo crear mundos impresionantes y para muchos esto es razón suficiente para justificar el comprar uno de sus juegos.

La Ira de los Druidas está bien, pero podría ser mejor

En resumen: Assassin’s Creed Valhalla: La Ira de los Druidas es como una comida rápida que disfrutas mucho. Esa orden que el empleado empieza a preparar por su cuenta en cuanto te ve. “Lo de siempre”.

Es a lo que estamos acostumbrados, sin poder renovar con éxito la receta. Está bien, pero podría ser mejor. Si te gusta la nueva fórmula de la serie, entonces, esta expansión será más contenido, un nuevo mapa hermoso para explorar y otra historia junto a Eivor.

Sobre el autor

Martin Garello

Escritor —solo cuando escribo— y un infatigable buscador de conocimientos y de placeres. Como la tecnología, la literatura, el arte y todo aquello que mantenga mi ansiedad bajo un control casi divino.

Agrega tu comentario

Click aquí para comentar